Agricultores rechazan oferta de Barrick de US$35 millones para destrabar Pascua Lama

La batalla entre Barrick, titular del megaproyecto minero Pascua Lama, y las comunidades de regantes del Río Huasco está al rojo.

El pasado miércoles en Copiapó, en una reservada reunión, ejecutivos de Compañía Minera Nevada (CMN), nombre de fantasía con que opera la minera canadiense, entregó una propuesta a representantes de los agricultores para poner fin al largo conflicto que existe entre las partes, el que involucraba una serie de pagos que totalizaban US$35 millones. Sin embargo, la oferta fue rechazada por representantes de los agricultores.

Esto, luego que Junta de Vigilancia del Huasco exigiera el pago de compromisos que dieron viabilidad al proyecto minero. La agrupación inició un arbitraje en el Centro de Arbitraje y Mediación de la Cámara de Comercio de Santiago (CAM), solicitando la reposición de US$60 millones en el marco del Protocolo de Acuerdo del año 2005.

Lo anterior, motivado por los incumplimientos de Barrick a los aportes correspondientes al Fondo de Compensación Ambiental a los que se comprometió para dar viabilidad a Pascua Lama.

PULSO tuvo acceso a la propuesta presentada por Barrick, que plantea no sólo la compensación sino también obligaciones a los regantes, como el “desistimiento y renuncia de acciones civiles presentes y futuras”.

La oferta realizada por la minera a los agricultores apunta a la entrega de US$35 millones entre este año y 2027 de manera parcelada y condicionado a la reactivación del proyecto.

“A contar del ejercicio comercial siguiente a la fecha en que el Proyecto Pascua Lama entre en operación (correspondiente al ejercicio en que se emita la primera factura comercial por venta de productos), CMN aportará al Fondo de Compensación Ambiental la cantidad total de US$22.500.000 en cinco cuotas anuales iguales de US$4.500.000 cada una”, se señala en la propuesta.

Asimismo se contemplaba el establecimiento de una relación de largo plazo entre las partes.

“Una vez aprobada la propuesta de CMN por el directorio de la junta de vigilancia, ésta será sometida a una asamblea, la que deberá aprobarla con una votación favorable mínima de 75% de los derechos de aprovechamiento de aguas con derecho a voto (..) “Las partes colaborarán de modo de hacer la propuesta debidamente conocida y comprendida por los regantes con miras a su aprobación por la asamblea”, señalaba el documento.

Razones. Hoy, la Junta de Vigilancia del Río Huasco comunicará oficialmente a Barrick el rechazo de la propuesta y los argumentos de la negativa. Nicolás del Río, presidente de la agrupación sostuvo que  “la Junta de Vigilancia antes de hablar de plata, hablará de condiciones medioambientales y la responsabilidad por la calidad de las aguas”.

El directivo acusó a Barrick de supuesto uso de influencias para lograr la aprobación de sus propuestas en el directorio de la asamblea de regantes. “No rechazamos  el fondo de la propuesta, sino que fue por la forma en que actúa la Compañía Minera Nevada al intentar hacer valer sus propuestas a través de los directores y fuera de las reuniones de directorio”, añadió. Los regantes alistan una arremetida internacional en Canadá para ser escuchados por los máximos directivos de la minera. Al cierre de esta edición no se fijó una fecha para una próxima reunión entre las partes.

René Muga: “La Junta debe decir por qué no hemos logrado acuerdo”

El director ejecutivo de la minera, René Muga insiste en que la compañía ha actuado de buena fe incluso haciéndose cargo de la deuda tributaria de la Junta de Vigilancia del Río Huasco.

Esto último apuntando a evitar incluso una cesación de pagos de la junta, dice Muga. Hace un año, Minera Barrick en Chile mantenía el doble de la dotación de trabajadores que en la actualidad.

Por segunda vez el proceso para intentar alcanzar un acuerdo entre las partes fracasó, y esta vez Barrick apuntó directamente a la responsabilidad de la directiva de la Junta.

“Desgraciadamente, por la actitud cerrada de su presidente, no hemos podido establecer una relación constructiva”, denunció el ejecutivo de la minera canadiense.

Muga va más allá y sostiene que el proceso de arbitraje se encuentra paralizado debido a la negativa que mantiene la actual directiva para alcanzar una instancia de diálogo que ponga fin a la discrepancia sobre los aportes al fondo para viabilizar el proyecto Pascua Lama.

“No soy yo el que tiene que dar una respuesta de porqué no se ha logrado un acuerdo, sino que es la junta la que debe responder a sus regantes”, sostiene Muga dando una férrea defensa de la labor de Barrick en el proceso.

Tras las la solicitud de paralización temporal acogida por Sernageomin, Barrick sostiene que debió paralizar la entrega de recursos al fondo. Durante diez años entregó US$30 millones de acuerdo con lo dispuesto por el Protocolo de Acuerdo que comenzó a entrar e vigencia en 2006.

Fuente: pulso.cl

Dejar un comentario