DIPUTADOS PRESENTAN MOCIÓN PARA FACILITAR LA CREACIÓN DE FEDERACIONES DEPORTIVAS NACIONALES

Diputado Alberto Robles (PRSD) “la idea es que el deporte siga avanzando en nuestro país, de manera profesional y adecuada, pero que no nos entrampemos en burocracia que lo único que logra es que algún deporte se pierda”

Diputado Jaime Pilowsky (DC) “Esta reforma les permitirá acceder a una nueva estructura organizacional que permitirá el desarrollo de su respectiva disciplina deportiva con los mejores estándares de profesionalización, transparencia y con los controles adecuados”

Desde la creación de la Ley de Deportes N°19712, donde las Federaciones Deportivas Nacionales se podían constituir como un tipo de organización deportiva más profesional y que facilitara las actividades de los clubes, asociaciones y federaciones, sólo se constituyeron dos de ellas, sin que se pudieran lograr los objetivos que se perseguían a favor del deporte federado.

Por tal razón, el diputado Alberto Robles (PRSD), junto al DC Jaime Pilowsky y otros parlamentarios de la Comisión de Deportes de la Cámara, presentaron este jueves una reforma a dicha legislación, que busca facilita la constitución de Federaciones Deportivas Nacionales.

Al respecto, Alberto Robles dijo que: “Las actuales exigencias establecidas han hecho muy difícil el transitar hacia un proceso de modernización de las estructuras y actores que intervienen en las acciones destinadas al ejercicio, fomento, protección y desarrollo de las actividades físicas y deportivas de nuestro país”.

El parlamentario por Atacama, agregó que “No es posible que, en los últimos años, sólo se hayan constituidos dos federaciones. Esto debe cambiar si queremos ser anfitriones en los Panamericanos 2023”.

Por su parte, el diputado Jaime Pilowsky explicó que: “Con este proyecto, lo que buscamos es tratar de otorgar las condiciones legales que permitan subsanar los problemas que aquejan a las Federaciones Deportivas Nacionales. Esto mediante el establecimiento de requisitos más acordes a su realidad actual, de manera que el cumplimiento de ellos sea más efectivo en los hechos, lo que les permitirá acceder a una nueva estructura organizacional que permitirá el desarrollo de su respectiva disciplina deportiva con los mejores estándares de profesionalización, transparencia y con los controles adecuados”.

 

REFORMA A LA LEY N°19.712, LEY DEL DEPORTE.

CONSIDERACIONES PRELIMINARES

La Ley N°20.737, publicada en el Diario Oficial de fecha 25 de marzo de 2014, estableció una serie de modificaciones legales, en especial, a la Ley N°19.712, Ley del Deporte, de 2001, incorporando en ella una serie de normas especiales para las federaciones deportivas reguladas en dicho cuerpo normativo. El propósito de esa modificación legal, de acuerdo a lo señalado por la ex Senadora Soledad Alvear, autora de la moción que contenía el proyecto original que posteriormente cristalizó en la citada ley, fue, en lo esencial, establecer una profesionalización de los directorios de las federaciones deportivas, incorporar a los deportistas en la toma de decisiones de las federaciones, transparentar la selección de deportistas para competencias internacionales, establecer un sistema de control financiero mediante auditorías externas a tales organizaciones, como también, de un tribunal imparcial de arbitraje que resuelva las controversias suscitadas al interior de cada federación deportiva.

Pues bien, en ese contexto de profesionalización de las organizaciones deportivas y de su quehacer propio, la Ley N°20.737 estableció una nueva categoría de federación deportiva, la Federación Deportiva Nacional (FDN), cuyo objetivo es el de difundir, promocionar y fomentar el desarrollo y práctica de una modalidad deportiva reconocida por el Ministerio del Deporte, establecer sus reglamentaciones técnicas, de seguridad, así como, el organizar la participación de sus deportistas en competiciones nacionales e internacionales en conformidad a la ley, sus estatutos y demás normativa aplicable. Su ámbito de actuación es a nivel nacional.

La citada ley estableció que una Federación Deportiva para ser FDN debe cumplir con una serie de requisitos como, estar afiliada a la Federación Deportiva Internacional reconocida por el Comité Olímpico Internacional; estar integrada por, a lo menos, cinco clubes deportivos o asociaciones deportivas que tengan asiento en cinco diferentes regiones del país; estar integrada por, a lo menos, quince clubes deportivos que tengan asiento en cinco diferentes regiones del país; estar inscrita en el Registro de Federaciones Deportivas Nacionales del Instituto Nacional de Deportes. Sin perjuicio de lo anterior a través de una resolución fundada del Director Nacional de Instituto Nacional de Deportes se podrá eximir el cumplimiento de los requisitos referidos a la integración de clubes o asociaciones que tengan asiento en más de cinco regiones del país, o de estar integrada por, a lo menos, quince clubes deportivos.

De este modo, la creación de la Federación Deportiva Nacional, como nueva organización deportiva, tuvo como finalidad permitir el desarrollo del deporte al amparo de estructuras organizacionales profesionalizadas, eficientes y sujetas a controles adecuados y efectivos, que colaborarán, desde la sociedad civil, con el Estado en el cumplimiento de los objetivos establecidos en la Ley N°19.712, del Deporte, esto es,  crear las condiciones necesarias para el ejercicio, fomento, protección y desarrollo de las actividades físicas y deportivas.

Fue así que, entendiendo que los problemas que se detectaron en las organizaciones deportivas existentes al momento de iniciarse la tramitación de la aludida Ley N°20.737, tales como:  falta de representación de los órganos federativos; falta de renovación de las autoridades federativas; conflictos de interés de los dirigentes federativos; falta de participación de los deportistas activos; falta de transparencia en la designación de los deportistas que compiten internacionalmente; y paralización de las actividades por mal manejo financiero, sólo podrían solucionarse con la constitución de tales organizaciones deportivas en Federaciones Deportivas Nacionales, es que la antedicha ley en sus artículos transitorios primero y segundo estableció que todas las Federaciones Deportivas que se encontraren afiliadas al Comité Olímpico de Chile a la fecha de entrada en vigencia de esta ley serían consideradas, previa inscripción en el registro correspondiente, Federaciones Deportivas Nacionales y les otorgó un plazo de 2 años desde la entrada en vigencia de esa ley para que pudieran adecuar sus estatutos y cumplir los demás requisitos que se les exigía en la aludida Ley del Deporte.

Sin embargo, a pesar de las facilidades otorgadas por el legislador a las federaciones deportivas en los referidos artículos primero y segundo transitorios de la Ley N°20.737, según se señaló, debe tenerse en consideración que en ese período de 2 años sólo se constituyeron 3 Federaciones Deportivas Nacionales.

Esta escasa constitución de FDN a lo largo de esos 2 años y con posterioridad, ha tenido como causas principales, entre otras, el no establecer como obligatorio la constitución de las federaciones deportivas en FDN, así como, que los requisitos exigidos para su constitución en el artículo 32 letra g) de la Ley del Deporte no se avienen con la realidad de las distintas federaciones deportivas a nivel nacional, siendo muy difícil para la gran mayoría de ellas dar cumplimiento a ellos.

Así, los propósitos aludidos en los párrafos precedentes, esto es, los de profesionalizar la organización y funcionamiento de las federaciones deportivas a través de su constitución en FDN y subsanar los problemas antes descrito, no se ha logrado superar, lo que obstaculiza transitar hacia un proceso de modernización de las estructuras y actores que intervienen en las acciones destinadas al ejercicio, fomento, protección y desarrollo de las actividades físicas y deportivas en nuestro país.

Por consiguiente, atendido lo antes señalado, como legisladores queremos tratar de otorgar las condiciones legales que permitan subsanar los problemas que aquejan a las federaciones deportivas, ya mencionados, mediante el establecimiento de requisitos más acordes a su realidad, de manera que el cumplimiento de ellos sea más efectivo en los hechos, lo que les permitirá acceder a una estructura organizacional, de FDN, que permitirá un desarrollo de su respectiva disciplina deportiva con mejores estándares de profesionalización, transparencia y controles adecuados; razones por las cuales presentamos el siguiente Proyecto de Ley.

 

PROYECTO DE LEY

Artículo único: Reemplácese el actual literal g) del artículo 32 de la Ley N°19.712 por el siguiente:

“g) Federación Deportiva Nacional: se considerará como tal a aquella organización deportiva que cumpla con los siguientes requisitos:

1.- Tener clubes con a lo menos 10 deportistas activos en la práctica de la respectiva disciplina deportiva; o que acrediten que los deportistas que la integran han obtenido logros deportivos en eventos deportivos internacionales, realizados en el territorio nacional o en el extranjero.

2.- Acreditar la afiliación a una Federación Deportiva Internacional o su equivalente; o bien, que mediante resolución fundada del Director Nacional del Instituto se la reconozca como Federación Deportiva Nacional en atención al interés público comprometido o al grado de implantación de la respectiva disciplina deportiva en un ámbito local, regional o nacional.

Las FDN una vez inscritas en el registro a que alude el artículo 40 A adquirirán personalidad jurídica propia. Estarán obligadas a incluir en su nombre la abreviatura “FDN”.

Las FDN tendrán prioridad para el Instituto en la asignación y distribución de los recursos públicos que dispone, por consiguiente, la asignación y distribución de recursos a las demás organizaciones deportivas será determinado por el Instituto, destinando a éstas últimas solo hasta el porcentaje que se fije de los fondos que deben destinarse directamente a las federaciones deportivas, establecido en el artículo 90 de la Ley N°18.768, modificado por el artículo 1° de la Ley N°19.135”.

Artículo transitorio: Al término del plazo de 30 días siguientes a la vigencia de la presente ley las federaciones deportivas que tengan personalidad jurídica vigente a esa fecha, se encuentren o no afiliadas al Comité Olímpico de Chile, serán inscritas por el Instituto Nacional de Deportes en el registro especial para FDN que mantiene su Dirección Nacional, a menos que dentro del plazo aludido la federación deportiva acompañe copia de la asamblea extraordinaria de socios reducida a escritura pública en que se haya acordado solicitar al Instituto la no inscripción de la federación en dicho registro.

ALBERTO ROBLES PANTOJA                  JAIME PILOWSKY GREENE

Diputado de la República                              Diputado de la República

MATIAS WALKER PRIETO             MARCELO SCHILLING RODRÍGUEZ

Diputado de la República                             Diputado de la República

PEDRO BROWNE URREJOLA                  TUCAPEL JIMÉNEZ FUENTES

Diputado de la República                               Diputado de la República

GERMÁN VERDUGO SOTO                       CELSO MORALES MUÑOZ

Diputado de la República                               Diputado de la República

LORETO CARVAJAL AMBIADO

Diputado de la República

 

 

 

Dejar un comentario