Consejos de la Autoridad Sanitaria ante zona de catástrofe

Los riesgos sanitarios, provocados por las lluvias del fin de semana pasado en Atacama, se encuentran presentes en diferentes lugares de la región y constituyen un peligro para cualquier persona que no adopte las medidas preventivas para estos casos. Es por esto, que desde la Secretaría Regional Ministerial de Salud de Atacama, se ha elaborado una serie de consejos para la población afectada, que busca salvaguardar la salud de la comunidad. Estas recomendaciones se han dividido en 5 ideas globales que la Autoridad Sanitaria sugiere considerar.

Dentro de ellos se contempla la limpieza y desinfección de las viviendas afectadas por la inundación de aguas servidas y la protección que debe tenerse para llevar adelante estos procedimientos, donde se pide eliminar en lo inmediato aquellos elementos o alimentos que tuvieron contacto con aguas servidas y por consiguiente, con microbios y bacterias. Cuando se realice esta limpieza, se debe garantizar mantener a niños y niñas lejos de esta área y mantener a las mascotas fuera de la vivienda. También, es importante desinfectar los utensilios que se ocupan para todos estos procedimientos de limpiezas, mezclando una taza de cloro en 10 litros de agua y aplicándola en las escobas, trapeadores, como también en la ropa y calzado, y en las superficies sólidas de la casa, como los pisos y muros.

Otro de los puntos importantes a considerar es el cuidado del agua. Aquí se hace hincapié en el uso del agua potable de la red pública o de los estanques dispuestos por la empresa sanitaria para el consumo humano. En caso de no tener acceso a ello, se debe hervir el agua por un minuto, dejarla enfriar y guardarla en contenedores limpios y con tapa. Si no se cuenta con las posibilidades para hacer lo anterior, se puede desinfectar el agua usando 5 gotitas de cloro por cada litro, dejándola reposar 30 minutos antes de su consumo.

Finalmente la Autoridad Sanitaria aconseja mantener recomendaciones en el cuidado propio, de la familia y de la seguridad de todos. Para ello se recomienda ingerir alimentos que cuenten con la limpieza necesaria, que no hayan sido afectados por el barro y que cuenten con la cocción o lavado requerido. También se pide poner atención en mantener un buen clima de relaciones humanas, toda vez que en estos contextos prolifera la inseguridad y desorientación de las personas. Para esto es muy importante el vínculo entre vecinos, y la voluntad de conversar y escuchar a sus pares, contribuir a la tranquilidad y ayudar en la organización de familias y personas afectadas, siempre entendiendo el enojo y las molestias del caso, pero manteniendo una buena disposición de colaboración, y rigiéndose por las orientaciones de la autoridad.

Dejar un comentario