Senadora Provoste definió como un importante avance el despacho del proyecto que estimula actividad física en colegios

“La práctica de actividad física deberá ser de al menos 60 minutos diarios y puede consistir en juegos, ejercicios y actividades recreativas colectivas” 

La presidenta de la comisión de Educación Yasna Provoste valoró la aprobación y el despacho a la sala del Senado, del proyecto que permite estimular la actividad física y el deporte en los establecimientos educacionales. 

En esa línea, la parlamentaria detalló que la norma tiene por objeto disminuir los niveles de sedentarismo, obesidad y sobrepeso en menores de edad, aumentando los tiempos destinados a la actividad física dentro de la jornada escolar, así como también promover la educación sobre la importancia de desarrollar hábitos saludables en torno al deporte y la actividad física. 

Asimismo, Yasna Provoste puntualizó que se declara que el acceso a la práctica regular de actividad física y deporte contribuye al desarrollo general de los niños, niñas y adolescentes y es un elemento esencial para una educación integral, tanto en el ámbito personal como en el social. 

En esa línea, la representante de la  región de Atacama agregó que todo el sistema educativo, tanto público como privado, deberá promover la práctica regular de actividad física y deporte, debiendo ser considerada como una estrategia de aprendizaje, que permita la formación integral de los estudiantes. 

Además, la senadora DC explicó que se establece que la práctica de actividad física deberá ser de al menos 60 minutos diarios y puede consistir en juegos, ejercicios, actividades recreativas colectivas, competitivas o no competitivas, u otras acciones que involucren movimiento corporal y que respondan a los intereses de los estudiantes, a lo largo de la jornada escolar. 

Por último, la parlamentaria indicó que se modifica la Ley sobre composición nutricional de los alimentos y su publicidad, incorporando la prohibición de expender aquéllos con alto contenido de calorías, grasas, azúcares, sal u otros, no sólo dentro de los colegios, sino también en los puntos de acceso a los mismos.

Dejar un comentario